En Estados Unidos un hombre se niega a pagar el trabajo de una pareja mexicana y los llama “Minions”

El racismo y la discriminación sigue siendo un problema actual, miles de personas en el mundo denuncian haber sido víctimas de estas conductas. Este fue el caso de una pareja hispana y su hija, quienes pasaron un momento desagradable en Tulsa, Oklahoma, dónde evidenciaron la conducta de una persona, que se negó a pagarles por un trabajo que realizaron en su casa y posteriormente los llamó “minions”.

A través de Tiktok, Cecilia Ortiz, hija de la pareja, relató que el hombre con quien trataban era el nuevo encargado de la empresa en la que trabajaba su padre, por lo que se sentía con la autoridad para negarle su respectivo pago.

Momentos después, se dio a conocer el nombre de la persona que mostró esa conducta inapropiada, su nombre es Brando Leonard, y en ese momento aseguró que que el anterior jefe de proyecto había sido despedido y que no sabía nada al respecto, por lo que no iba a pagarle nada, a pesar de la insistencia del trabajador mexicano, quien pedía su dinero.

@ceciliaortiz340 Reposting again #fyp #reality #racism #expose #livesmatter #viral #xyzbca #tulsaoklahoma #tulsa #918 ♬ original sound – Cecilia Ortiz

También te puede interesar: China apoya que la soberanía de Argentina mande sobre las islas Malvinas

Se presume que Leonard estaba armado al momento de la discusión

En sus publicaciones, Cecilia comentó que Leonard se encontraba armado y de forma sospechosa le pedía a su padre acercarse más, a lo que se negó al percatarse de lo que quería hacer.

“Te sientes un gran hombre porque tienes una pistola”, le reclamó la madre de Cecilia a Leonard.

Posteriormente, Brandon Leonard le gritó a la pareja que “Deberían regresar a su país”, a lo que el matrimonio le recalcó “tú tampoco perteneces a este país”, luego de este suceso, el sujeto llamó a la pareja “minions”.

“No es su país, ustedes sólo son minions”, sentenció Leonard.

Tras darse a conocer este video, inmediatamente se hizo viral con más de 1.5 millones de reproducciones. Desafortunadamente, al final Leonard sólo pagó la mitad de lo que se había acordado inicialmente.